Actualidad

09/11/2018

Fuente: El Litoral

Acuaponia: experiencia piloto para transferir tecnología al sector productivo

Investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) llevan a cabo una experiencia de transferencia al sector productivo de un sistema de “Acuaponia” que combina de manera sostenible el cultivo hidropónico y la cría de peces. Buscar masificar esta técnica productiva.

La Acuaponia es el nombre que se da a la integración de la Acuicultura (cría de peces)  y la Hidroponía (cultivo de plantas en agua) en un sistema de recirculación cerrado que permite un aprovechamiento del recurso agua y de nutrientes.
En el sistema, las bacterias transforman los desechos y los detritos de los peces en una solución nutritiva que es utilizada por las plantas.
En el año 2015, un grupo de profesionales de la Unne desarrolló  un modelo experimental y didáctico de Acuaponia, con el fin de difundir esta tecnología de cría de peces y plantas en la región, ya que se trataba de un sistema no convencional de cultivo, de incipiente aprovechamiento en el país.
La tendencia de los resultados de esa experiencia en la Unne, motivó la presentación de un proyecto en la Convocatoria 2016 del Programa de Proyectos de Vinculación Tecnológica “Universidades Agregando Valor”, de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), con el fin de poder transferir conocimientos sobre Acuaponia al sector productivo.
Así, profesionales del Instituto de Ictiología del Nordeste (Inicne), de la Facultad de Ciencias Veterinarias y de la cátedra de Horticultura de la Facultad de Ciencias Agrarias, de la UNNE, iniciaron el proyecto “Acuaponia, una Opción Productiva”, que preveía el trabajo con la cooperativa “Pira Cuá”, de la localidad de Bella Vista, para la implementación, desarrollo y transferencia de la “Acuaponia” como práctica de agregado de valor en el sector productivo.
“Los resultados preliminares logrados hasta el momento son promisorios, tanto en la producción como en la apropiación de la técnica por parte de los productores participantes del proyecto” explicó Alfredo Oscar González, responsable del proyecto por parte del Inicne.
En vista de la experiencia de trabajo con la cooperativa “Pira Cuá”, los especialistas de la Unne consideran que la “Acuaponia” se posiciona como una estrategia alternativa o complementaria para quienes realizan acuicultura o producción hidropónica,  así como para cualquier emprendedor interesado en esta innovación productiva.
 
Resaltan que el sistema acuapónico es una respuesta a la necesidad de encontrar tecnologías que posibiliten disminuir la dependencia de la tierra y del agua como factor productivo, y minimizar el descarte de efluentes al medio natural, provocando un menor impacto ambiental
En esa línea, “la Acuaponia demostró que se puede en un mismo espacio físico producir peces y hortalizas, y optimizar recursos e insumos”, reiteró González.
 
Las actividades con la cooperativa “Pira Cuá” posibilitaron ajustar los procedimientos de trabajo, y demás aspectos que resultan necesarios para maximizar rindes productivos y a la vez simplificar el manejo de la técnica.
No obstante, se remarca la necesidad de seguir trabajando e investigando en el tema a fin de poder entregarle a los futuros productores un paquete tecnología confiable y seguro.
 
“El impacto esperado es masificar la transferencia del sistema acuapónico a más personas y sectores, para contribuir en la diversificación de las actividades productivas con estrategias para mejorar ingresos, logrando por un lado obtención de carne con producción de peces, y por otro de verduras con producción hidropónica” sostuvo el responsable de la propuesta.